Escarabajos joya: conociendo a las "piedras preciosas" de la entomofauna chilena

Por Vicente Valdés Guzmán.

Los Bupréstidos (familia Buprestidae), son coleópteros comúnmente conocidos alrededor del mundo como escarabajos joya. Pero al leer esto, enseguida nos preguntamos: ¿Por qué ese prometedor apodo?
Y bueno, sabemos que la naturaleza es invaluable, por lo tanto, la respuesta no tiene que ver en lo absoluto con su precio o su función ornamental, sino más bien, tiene que ver con la complejidad de sus estructuras y texturas, con lo hipnotizante de sus colores y patrones, y por supuesto, con el impacto visual que generan, y que los ha transformado en uno de los grupos de insectos más llamativos a nivel global, lo que a su vez, ha hecho que el ser humano los relacione de esta forma.
Por otra parte, y debido a factores culturales, en algunos países de Asia, los Bupréstidos se han utilizado (principalmente sus élitros) históricamente como adorno para algunas artes, como por ejemplo la joyería.

 
 
 

¿Como reconocemos o identificamos a un escarabajo joya?
A grandes rasgos, en su etapa “visible” (adultos), son escarabajos de pequeño a mediano tamaño,
buenos voladores y que siempre andarán más activos en días de sol o temperaturas altas. En
general, la forma de su cuerpo es alargada, y casi todas las especies poseen colores muy
llamativos, metálicos o iridiscentes, sin embargo, en este caso, será mejor guiarse por las
fotografías del artículo para entender su morfología y aspecto.
Su actividad se concentra en primavera y verano, por lo que, si quieres toparte con uno, tienes que
fijarte con más detalle en esas temporadas, pero ¡ojo! que al sentirse en peligro o amenazados
retraen sus patas y antenas, se hacen los muertos y se dejan caer, perdiéndose en el suelo o
también volando lejos antes de estrellarse

 
 

Antes de llegar a ver un bupréstido como solemos encontrarlos, bien formados, llenos de colores y
volando esplendorosamente a todo sol, pasan por un largo proceso.
Su ciclo de vida es impresionante y delicado, ya que tienen relaciones que en ocasiones son muy
estrechas con algunas especies vegetales en particular, vale decir, plantas hospederas de origen
nativo e incluso endémico, con excepciones de algunos que son más generalistas.
Las hembras depositan sus huevos en troncos, ramas o raíces, y al nacer, las larvas, que en su
mayoría son xilófagas (se alimentan de madera), pueden pasar más de 1 año en ese estado antes
de formar la pupa, eclosionar y emerger como adultos.

 
 

En el país hay más de 90 especies de Bupréstidos, y aunque se concentran en la zona centro-sur,
los podemos encontrar desde la región de Arica y Parinacota hasta la región de Magallanes, tanto
en el desierto como en los grandes bosques lluviosos.
Los hay de diferentes y magníficos colores, creando una gran paleta cromática, y también de
variados tamaños, que van desde los pocos milímetros hasta algunos centímetros.
Si te provocan más interés de lo normal y quieres indagar más en su mundo, existe un buenísimo
libro acerca de este grupo para Chile, llamado “Los Bupréstidos de Chile”, de Tomas Moore con
Pedro Vidal. Ahí podrás enterarte un gran porcentaje de las especies que habitan el país, junto con
su historia natural, sus relaciones interespecíficas, patrones, distribuciones geográficas y mucho
más. Es un libro muy amigable al lector.

 
 

Pero, y ¿Cuál es la importancia de estos hermosos escarabajos?
Buena pregunta, y es que cumplen importantes e indispensables roles ecológicos para los
ecosistemas nativos de Chile (y del mundo).
Podemos destacar, antes que todo, que son especialistas consumidores primarios, vale decir que
se alimentan de vegetación, contribuyendo al control y manteniendo las redes tróficas. Además, al
hacer galerías y orificios en las plantas hospederas, facilitan el asentamiento de otros insectos en
la madera. También son base alimenticia para otros invertebrados y por supuesto para una gran
gama de vertebrados, como reptiles y aves.
Por otra parte, y aunque algunas especies no se alimentan en su etapa adulta y solo emergen para
reproducirse, la mayoría son importantes polinizadores de plantas nativas y endémicas.

 
 
 

En Chile, cada vez son más las personas que se enamoran del mundo natural, pero en los insectos
sigue existiendo un grave prejuicio y una llegada mucho menor al público en un contexto
educativo, por eso es sumamente importante darlos a conocer y difundirlos a través de nuestras
plataformas y redes sociales, y que así nos enteremos de su importancia y su belleza.
Y que mejor que los bupréstidos con su perfección y hermosos colores brillantes como puerta de
entrada a este increíble mundo, que aún pasa desapercibido y que tiene una infinidad de seres por
descubrir y proteger.
Esperamos que con este artículo la gente experimente un primer acercamiento al conocimiento de
los bupréstidos y los insectos en general, pero que además sirva para entender lo importante y
fundamental que es cuidar la naturaleza y cada uno de sus eslabones, hasta los más pequeños y
los más desconocidos.
Debemos ser una respuesta y una solución a los problemas medio ambientales actuales, y estoy
seguro que conocer, valorar, educar y proteger son el primer gran paso.